Estar bien
#

 

Existen dos tipos de tumores: los malignos que son cancerosos, y los benignos que no se propagan y con muy raras excepciones atentan contra la vida.

El cáncer es la principal causa de muerte a nivel mundial. La Organización Mundial de la Salud estima que en el 2007, por ejemplo, ocurrieron 7.6 millones de muertes relacionadas con esta enfermedad. Por eso es importante que conozcas los canceres a los que podrías estar expuesta como mujer.12

¿Qué es el cáncer?

El cáncer comienza en las células, que son por decirlo de alguna manera “los tabiques” del cuerpo. Normalmente nuestro organismo crea células para reemplazar las que van muriendo. A veces este proceso no se da como debería y empiezan a formarse células nuevas aun cuando no las necesites y las más viejas no mueren cuando deberían. Estas células extra pueden formar una masa que llamamos tumor. Los tumores pueden ser benignos o malignos. Los segundos son a los que conocemos como cáncer. Las células de los tumores malignos pueden invadir tejidos cercanos. También pueden separarse y diseminarse a otras partes del cuerpo.

Hay tres tipos de cáncer que son propios de las mujeres: el cáncer cervicouterino, el de mama y el de ovarios.1

¿Qué es el Cáncer Cérvicouterino?

También conocido como de cérvix o de cuello uterino, este cáncer, empieza en partir de los tejidos alrededor del cuello del útero o matriz y es causado por varios tipos del virus de papiloma humano (VPH).2

¿Cuáles son los factores de riesgo?

El factor de riesgo más importante para este cáncer es la infección por el virus del papiloma humano (VPH). El VPH consta de más de 150 tipos, de los cuales más de 40 pueden transmitirse por contacto genital, cerca de 15 tipos de VPH se consideran de alto riesgo, entre los cuales están el 16 y el 18, que juntos causan casi el 70% de los casos de cáncer cervicouterino.3

¿Cómo saber si tengo cáncer cervicouterino?

Todas las mujeres deben realizarse pruebas regulares de Papanicolaou, pues es el examen clave para examinar las células cervicales. Si en esa prueba el médico llega a identificar anomalías o cambios en las células, es muy factible que solicite otras pruebas, como colposcopia o algún tipo de biopsia para diferenciar el diagnóstico.

Detectar y tratar las células anormales puede prevenir la mayoría de los cánceres cervicales.

La mejor forma de reducir el riesgo de desarrollar cáncer cervical es no contraer la infección del VPH y realizarse regularmente la prueba de Papanicolaou.4

Si quieres saber más sobre VPH visita nuestra sección: VPH

¿Qué es el cáncer de mama?

El cáncer de mama es el crecimiento desmedido de células malignas en el tejido de los senos. Generalmente lo primero que se nota es un bulto en alguna de las mamas.

Lo más recomendable es practicar el auto examen de seno y si presentas algunos factores de riesgo acude de manera regular con tu médico especialista.6

¿Cuáles son los factores de riesgo?

Aunque no se sabe con precisión cuál es la causa de este cáncer, hay factores que tienen que ver con que se presente:

Edad El riesgo de padecer cáncer de seno aumenta con la edad. Cerca de 18% de los casos se diagnostican en mujeres de 40 a 49 años, mientras que alrededor de 77% de las mujeres con este tipo de cáncer son mayores de 50 años al momento del diagnóstico. Aunque se han presentado casos en mujeres entre 20 y 30 años.

Antecedentes personales de cáncer de seno La mujer que ha tenido cáncer en un seno tiene un riesgo mayor de padecer esta enfermedad en su otro seno.

Antecedentes familiares de cáncer de mama El riesgo de cáncer de seno es más alto entre las mujeres cuyos familiares cercanos (mamás, abuelas, hermanas) tienen esta enfermedad, por lo que el riesgo podría aumentar sí:

  • Se tienen dos o más familiares con cáncer de seno o de ovario.
  • Algún familiar padeció cáncer antes de los 50 años de edad, ya sea por parte de la mamá o del papá. El riesgo es mayor si su mamá o hermana han tenido cáncer de seno.
  • Algún familiar ha tenido uno o dos cánceres (seno y ovario, o dos tipos diferentes de cáncer de seno).

Períodos menstruales El riesgo aumenta sí tus periodos menstruales comenzaron a una edad temprana (antes de los 12 años) o tu última menstruación (menopausia) se presentó tardíamente (después de los 50 años).

Mujeres que no han tenido hijos Las mujeres que no han tenido hijos o aquellas que tuvieron su primer hijo después de los 30 años también tienen mayor riesgo.

Uso de anticonceptivos orales Usar anticonceptivos orales aumenta ligeramente tu riesgo de padecer cáncer de mama.

Alcohol Las bebidas alcohólicas están asociadas a un ligero aumento en la posibilidad de padecer esta enfermedad.

Obesidad y dietas con alto contenido de grasas La obesidad especialmente en las mujeres que han pasado por la menopausia aumenta el riesgo de cáncer.7

¿Cuándo examinar tus senos?

Debes examinar tus senos una vez al mes, hasta que hacerlo se convierta en un hábito para ti. Es recomendable examinarte después de una semana del inicio de la menstruación. En caso de que no tengas la menstruación por estar embarazada o por cualquier otro motivo, debes elegir un día fijo de cada mes que te sea fácil de recordar.

No olvides que el hombre también puede padecer cáncer de mama, aunque en un porcentaje mucho menor.

¿Cómo practicarte el auto examen?

Párate desnuda frente a un espejo y observa tus senos, primero con los brazos colgando libremente, luego con las manos presionando la cintura (esta maniobra contrae el músculo pectoral) y finalmente elevándolos por encima de la cabeza.

Observa tus senos para detectar
  • Diferencias entre una y otra mama.
  • Alteraciones en el tamaño, en la forma, en el contorno de cada seno (bultos, retracciones del pezón.)
  • También observa la piel para ver si presenta ulceración, descamación, grietas, etc.

Palpación A Debes realizarla acostada porque en ésta posición los músculos están relajados y se facilita la palpación.

Si vas a examinar la mama derecha, primero debes colocar una pequeña almohada bajo el hombro derecho, a su vez el brazo de este lado debes elevarlo y situarlo detrás de la cabeza a nivel de la nuca.

Después, con los tres dedos centrales juntos y planos de la mano izquierda, realiza movimientos concéntricos o espirales alrededor de la mama. Presiona suave pero firmemente con las yemas de los dedos y efectuando movimientos circulares en cada punto palpado, desde la periferia de la mama hasta el pezón, y en el sentido de las agujas del reloj.

Palpación B Luego realiza movimientos verticales, para ello desplaza la mano para arriba y para abajo, cubriendo toda la mama.

Después, realiza los movimientos de cuadrantes, en los cuales la mano se desplaza desde el pezón, a la periferia de la mama y se regresa, hasta cubrir todo el seno.

Palpación C En la misma posición debes palpar la axila correspondiente a la mama que estás explorando, para descartar la aparición de bultos; para ello desplaza la mano a lo largo de toda la axila realizando movimientos circulares de la mano en cada posición, la presión que has de ejercer con los dedos debe ser levemente mayor que en el caso anterior.

Palpación D En la misma posición debes realizar la palpación de la aureola y el pezón, presionando el pezón entre los dedos pulgar e índice. Observa si al presionar existe algún tipo de secreción. También levanta el pezón junto a la aureola para comprobar si existe buena movilidad o adherencia.

¿Qué hacer en caso de anomalías?

Si presentas nódulos, endurecimiento, cualquier secreción proveniente del pezón u observas alguna alteración de la piel de la mama o el pezón, no te asustes porque puede ser una alteración benigna, sin embargo debes acudir al médico para que te valore, te oriente sobre qué acciones tomar y aclare tus dudas.

La mamografía es el único método por excelencia para la detección del cáncer de mama, siempre y cuando un médico después de explorarte te lo sugiera.8

¿Qué es el cáncer de ovario?

El cáncer ovárico es el cáncer que se origina en los ovarios. Ocurre cuando las células en el ovario se vuelven anormales y se dividen sin control u orden.

Estas células con cáncer invaden los órganos y tejidos que rodean los ovarios y pueden separarse del tumor y extenderse para formar nuevos tumores en otras partes del cuerpo.9

¿Cuáles son los factores de riesgo?

A continuación verás algunos de los factores que podrían promover la aparición de cáncer, pero es importante que consideres que, no por presentar alguno de ellos, se asegura un diagnóstico futuro.

Edad El riesgo de padecer de cáncer de ovario aumenta con la edad. Los cánceres de ovario son poco comunes en las mujeres menores de 40 años, y la mayoría se origina después de la menopausia. La mitad de todos los cánceres de ovario se encuentran en mujeres de más de 63 años.

Obesidad Varios estudios han analizado la relación entre la obesidad y el cáncer de ovario. En general, parece que las mujeres obesas (aquellas con un índice de masa corporal de al menos 30) tienen un riesgo mayor de cáncer de ovario.

Antecedentes relacionados con la reproducción Una mujer que haya tenido hijos tiene un riesgo menor de padecer cáncer de ovario en comparación con las que no han tenido hijos. El riesgo es aún menor con cada embarazo. La lactancia (amamantar al bebé) puede reducir el riesgo aún más. El uso de anticonceptivos orales (píldora anticonceptiva) también reduce el riesgo de cáncer de ovario.

Cirugía ginecológica La ligadura de Trompas de Falopio puede reducir la probabilidad de cáncer de ovario en hasta un 67%. Una histerectomía (retirar de manera quirúrgica el útero sin remover los ovarios) también podría reducir el riesgo.

Medicamentos para la fertilidad En algunos estudios, los investigadores han encontrado que el uso del citrato de clomifeno; un medicamento para la fertilidad por más de un año, puede aumentar el riesgo de tumores ováricos

Terapia de estrógeno y terapia de hormonas Algunos estudios recientes sugieren que las mujeres que usan estrógenos después de la menopausia tienen un riesgo aumentado de cáncer de ovario. El riesgo parece ser mayor en mujeres que sólo reciben estrógeno (sin progesterona) por muchos años (al menos 5 o 10)

Antecedentes familiares de cáncer de ovario, del seno o cáncer colorrectal El cáncer de ovario puede ser más común en algunas familias. El riesgo de cáncer de ovario aumenta si tu madre, hermana o hija tiene, o tuvo, cáncer ovárico. El riesgo también aumenta mientras más familiares tengan cáncer de ovario. El riesgo aumentado de cáncer de ovario no tiene que provenir de la familia materna, pues también puede que provenga de la familia del padre. Hasta un 10% de todos los casos de cáncer de ovario son resultado de una tendencia hereditaria a padecer la enfermedad.

Antecedentes personales de cáncer del seno Si has tenido cáncer del seno, puede que también tengas un riesgo mayor de cáncer de ovario. Existen varias razones para esto. Algunos de los factores de riesgo para el cáncer de ovario también pueden afectar el riesgo de cáncer del seno. El riesgo de padecer cáncer de ovario después de cáncer de seno es mayor en aquellas mujeres con antecedentes de cáncer de seno.

Alimentación Comer una variedad de alimentos saludables, enfatizando en aquéllos de fuente vegetal. Coma al menos cinco porciones de frutas, verduras y vegetales al día. Incluye varias porciones de alimentos integrales de origen vegetal tales como panes, cereales, granos, arroz, pastas o frijoles. Limita el consumo de carne roja y carnes procesadas. A pesar de que el impacto de estas recomendaciones sobre alimentación para el riesgo de cáncer de ovario permanece incierto; seguir estas recomendaciones puede ayudar a prevenir otras enfermedades, incluyendo algunos otros tipos de cáncer.10

Náusea y Vómito Durante el Tratamiento Contra el Cáncer

La prevención y el control de la náusea y el vómito son muy importantes para los pacientes con cáncer. La náusea y el vómito incontrolados pueden interferir con el tratamiento contra el cáncer así como con la capacidad de cuidar de ti mismo, ya que causa cambios químicos en el cuerpo, pérdida del apetito, molestias físicas y mentales, desgarre del esófago, fracturas de huesos y la reapertura de heridas quirúrgicas.11

Las causas más comunes de náusea y vómito son:
  • Medicamentos quimioterapéuticos.
  • Aplicación de radioterapia al tubo gastrointestinal (GI) el hígado o el cerebro.
La náusea y el vómito tienen mayores probabilidades de presentarse si:
  • Tuviste episodios graves de náusea y vómito después de las sesiones de quimioterapia anteriores.
  • Eres mujer.
  • Tienes menos de 50 años.
  • Estás deshidratada
  • El cáncer que te afecta esta en el tracto gastrointestinal, hígado o cerebro.
  • Tienes estreñimiento.
  • Tienes una infección en la sangre (sepsis).
  • Tienes trastornos renales.
  • Sufres de ansiedad.

La radioterapia también puede provocar náusea y vómito, sobre todo si la estás recibiendo en el tubo gastrointestinal (especialmente del intestino delgado y del estómago) o en cerebro. El riesgo de náusea y vómito aumenta según se incrementa la dosis de radiación y el área irradiada. La náusea y el vómito relacionados con la radioterapia, suelen presentarse desde media hora después del tratamiento hasta varias horas después. Los síntomas mejoran durante los días que no se recibe radioterapia.11

La náusea y el vómito suelen tratarse con medicamentos contra la náusea. Algunos medicamentos permanecen por muy corto tiempo en el cuerpo y es necesario administrarlos con más frecuencia; otros duran mucho tiempo y se administran con menos frecuencia.

Es el médico tratante quien define cuál medicamento es el más indicado, pero es crítico que el paciente exprese a él o a los otros miembros del equipo médico que le atiende su preocupación por la náusea o el vómito antes, durante o después del tratamiento.11

Referencias

  1. Medline plus. Cancer. Disponible en: http://vsearch.nlm.nih.gov/vivisimo/cgi-bin/query-meta?v%3Aproject=medlineplus&query=cancer Consultado el 18 de noviembre de 2011
  2. Instituto Nacional de Cancerología. Infocancer. Cáncer Cérvicouterino. Factores de riesgo. Disponible en: http://www.infocancer.org.mx/contenidos.php?idsubsubcontenido=3 Consultado el 7 de septiembre de 2011.
  3. National Cancer Institute. Human Papillomaviruses and Cancer. Disponible en: http://www.cancer.gov/cancertopics/factsheet/Risk/HPV Consultado el 18 de noviembre de 2011
  4. National Cancer Institute Pap Test. Disponible en: http://www.cancer.gov/cancertopics/factsheet/detection/Pap-test Consultado el 18 de noviembre de 2011
  5. WHO/ICO Information Centre on HPV and Cervical Cancer. Mexico Human Papillomavirus and Related Cancers, Fact Sheet 2010. Disponible en: http://apps.who.int/hpvcentre/statistics/dynamic/ico/country_pdf/MEX_FS.pdf?CFID=5524873&CFTOKEN=80108951 Consultado el 18 de noviembre de 2011
  6. Instituto Nacional de Cancerología. Infocancer. Cáncer de mama. Cancer de mama. Disponible http://www.infocancer.org.mx/contenidos.php?idsubsubcontenido=302 Consultado el 7 de septiembre de 2011.
  7. Instituto Nacional de Cancerología. Infocancer. Cáncer de mama. Factores de riesgo. Disponible en: http://www.infocancer.org.mx/contenidos.php?idsubsubcontenido=52 Consultado el 7 de septiembre de 2011.
  8. Instituto Nacional de Cancerología. Infocancer. Cáncer de mama. Detección y Diagnostico.Disponible en: http://www.infocancer.org.mx/contenidos.php?idsubsubcontenido=303 Consultado el 7 de septiembre de 2011.
  9. Instituto Nacional de Cancerología. Infocancer. Cáncer de ovario. Disponible en: http://www.infocancer.org.mx/contenidos.php?idsubsubcontenido=88 Consultado el 7 de septiembre de 2011.
  10. Instituto Nacional de Cancerología. Infocancer. Cáncer de ovario. Factores de riesgo Disponible en: http://www.infocancer.org.mx/contenidos.php?idsubsubcontenido=89 Consultado septiembre de 2011.
  11. Instituto Nacional del Cáncer de los Institutos Nacionales de la Salud de EEUU. Náusea y vómito (PDQ®) Versión Paciente Disponible en: http://www.cancer.gov/espanol/pdq/cuidados-medicos-apoyo/nausea/Patient/AllPages/Print Consultado el 7 de septiembre de 2011.
  12. World Health Organisation. Cancer Fact Sheet no. 297. Disponible en: http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs297/en/index.html Consultada el dia 12 de diciembre de 2011

Recursos de Mente Saludable

Explorar todos

¿Sabías que?

Mama1

¿Sabías que, con base en la Sociedad Mexicana de Nutrición y Endocrinología, el diagnóstico de la menopausia se hace cuando se ha cumplido ya un año sin menstruar?
MÁS INFORMACIÓN >

Mapa del sitio | Política de privacidad | Términos de uso | Información de copyright | Contáctanos | MSD en México

CONSULTA A TU MÉDICO. Autorización COFEPRIS 123300201B0365 12-16-CORP-1014554-0000

Este portal cuenta con información para ayudar a las personas a tener un mejor entendimiento de algunas condiciones de salud que ayudarán a un mejor diálogo entre médico y paciente. La información contenida en este sitio NO sustituye de ninguna manera el diagnóstico que realice un profesional de salud.