Estar bien
Hepatitis C

Hepatitis C

La mayoría de las personas que han sido infectadas con Hepatitis C recientemente, no tienen síntomas sino hasta que se desarrolla cirrosis.

¿Qué es la Hepatitis C?

La Hepatitis C es una infección causada por el virus de la Hepatitis C que ataca el hígado y causa inflamación. La mayoría de la gente infectada con el virus de la Hepatitis C (VHC) no tiene síntomas. De hecho, generalmente no lo sabe hasta que empieza a tener daño hepático; podrían pasar años y hasta décadas después del contagio; suelen descubrirlo durante alguna prueba médica de rutina.1

¿Cómo me puedo infectar?

Los factores de riesgo más comunes para contraer esta enfermedad son:

  • Estar bajo tratamiento con diálisis renal.
  • Tener contacto regular con sangre contaminada (por ejemplo: personal de laboratorio).
  • Tener relaciones sexuales sin protección con una persona que tiene Hepatitis C. El riesgo se incrementa en personas que tienen muchas parejas sexuales, o que estén infectadas con VIH o alguna otra infección de transmisión sexual.
  • Compartir agujas con personas infectadas por el virus de la Hepatitis C.
  • Haber recibido transfusiones antes de 1992.
  • Haber sido tratado con instrumentos no estériles de tatuaje o de acupuntura.
  • Haber recibido un trasplante de una persona portadora de Hepatitis C.
  • Durante el nacimiento si la madre estaba infectada con el virus de la Hepatitis C.
  • Compartir artículos de higiene personal con personas infectadas con Hepatitis C.

Si quieres saber más de cómo hablar con tus hijos de sexualidad consulta nuestra sección: sexualidad

¿Cómo sé si tengo Hepatitis C?

Si bien es raro que se presenten síntomas, cuando se llegan a tener, generalmente son leves y se asemejan a una gripa:

  • Fatiga
  • Fiebre
  • Náusea y pérdida de apetito
  • Dolor muscular y articular
  • Sensación de "pesadez" en el área del hígado1

La Hepatitis C se contagia a través sangre contaminada.

Es parte de la familia de los virus de la hepatitis y se le considera como uno de los más peligrosos.1

El diagnóstico temprano: elemento clave para evitar las complicaciones de la hepatitis C

  • La hepatitis C es la causa principal de cáncer de hígado. Actualmente es el quinto cáncer más común en varones y el séptimo más frecuente entre las mujeres en el mundo.5,6
  • El principal factor de riesgo del cáncer hepático es la cirrosis, una de las complicaciones de la hepatitis C crónica. Es por esto que las personas infectadas con este virus tienen un riesgo entre 15 y 20 veces mayor de desarrollar cáncer hepático.5,7
  • Se estima que los nuevos casos de cáncer de hígado asociados a la infección por hepatitis C seguirán incrementándose durante los próximos 20 a 30 años. Según un informe del Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) de los Estados Unidos, publicado en agosto de 2012, más del 75% de las personas con hepatitis C en ese país nacieron entre 1945 y 1965, lo que se conoce como la generación de los baby boomers. Estas personas tienen un riesgo 5 veces mayor de estar infectadas con el virus de la hepatitis C que las personas nacidas antes o después.5,7
  • A medida que los baby boomers envejezcan, se incrementan las posibilidades de que desarrollen estas serias y potencialmente fatales complicaciones asociadas a la infección por hepatitis C.5
  • Es por esto que el CDC recomendó recientemente que todas las personas en Estados Unidos nacidas entre 1945 y 1965 se hagan una única prueba para la detección del virus de hepatitis C, sin importar si tienen o no factores de riesgo para esa enfermedad.8
  • El diagnóstico de la infección causada por el virus de la hepatitis C se realiza a través de una sencilla prueba sanguínea.5
  • El diagnóstico y la detección tempranos permiten prevenir el daño hepático, la cirrosis e incluso el cáncer de hígado.5

Tratamiento

La Hepatitis C es una infección que se puede tratar con medicamentos antivirales, cuyo propósito es eliminar al virus de nuestro organismo. Sólo el médico tratante puede recomendar el esquema de tratamiento adecuado para cada paciente. Una vez que se haya completado el tratamiento, es necesario realizar nuevamente estudios de laboratorio para determinar si el virus sigue presente o ya fue erradicado. Con base en los resultados, el médico tratante determinará si es necesaria una segunda ronda de tratamiento.

En caso de que el daño al hígado sea muy extenso quizás sea necesario considerar la opción de un trasplante hepático. En este procedimiento un cirujano especializado reemplazará tu hígado dañado con uno sano.3

Las tendencias muestran que la hepatitis C ha causado más muertes que el VIH

En el 2007, la infección por el virus de la hepatitis C (VHC) superó a la infección por el VIH como causa de muerte en los Estados Unidos. Siguiendo la misma línea, un reciente estudio financiado por los Centros para el Control y la Prevención de las Enfermedades (CDC, según sus siglas en inglés), de Estados Unidos, comparó la evolución de las tasas de mortalidad de ambas infecciones utilizando datos de 1999 a 2007 y confirmó el rápido crecimiento de las muertes asociadas con las hepatitis virales. Asimismo, el estudio advierte sobre el bajo nivel de conciencia y conocimiento sobre las hepatitis virales por parte de la población general y del personal de salud.

La falta de conciencia y el desconocimiento contribuyen a que las inversiones en la prevención y en la atención de las hepatitis sean inadecuadas, lo que resulta en una pérdida de oportunidades para prevenir la transmisión y la enfermedad, concluyeron los autores del estudio, publicado en febrero de 2012 en la prestigiosa revista Annals of Internal Medicine.

Durante el periodo analizado, la tasa de muertes asociadas al VIH se redujo sostenidamente, lo que contrasta con el aumento de la tasa de muertes asociadas a la infección por el VHC.1 El año 2007 representa el punto de inflexión en el que por primera vez en los Estados Unidos el número de muertes por el VHC, como causa subyacente o contribuyente, superó al número de muertes asociadas al VIH: 15.106 contra 12.734, respectivamente.

La hepatitis C constituye un problema de salud crítico y relativamente no reconocido en los Estados Unidos que ha alcanzado proporciones epidémicas, escribieron los editores de la revista Annals of Internal Medicine, y agregaron que la frecuente falta de reconocimiento de la infección por el VHC conlleva a una falta de tratamiento de la enfermedad.

El incremento de la mortalidad entre personas infectadas por el VHC, incluso ha superado la mortalidad de las personas infectadas por el VIH.

La hepatitis C constituye un problema de salud crítico y relativamente no reconocido en los Estados Unidos que ha alcanzado proporciones epidémicas, escribieron los editores de la revista Annals of Internal Medicine, y agregaron que la frecuente falta de reconocimiento de la infección por el VHC conlleva a una falta de tratamiento de la enfermedad.

Los números en el mundo y en América Latina
Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), entre 130 y 170 millones de personas en el mundo se encuentran infectadas con el virus de la hepatitis C, y más de 350,000 mueren cada año como consecuencia de enfermedades hepáticas relacionadas con la hepatitis C, un virus que se transmite principalmente a través del contacto con sangre infectada.

Datos de la OMS muestran que estadísticamente entre el 60 y 70% de las personas con infección crónica presentan enfermedad hepática crónica; entre el 5 y 20% desarrollan cirrosis y entre el 1 y 5% de los casos mueren como consecuencia de cirrosis o cáncer hepático.

La hepatitis C y su impacto en la salud

hepatitis c infographic

Referencias

  1. Mayo Foundation for Medical Education and Research. Hepatitis C. Definition. Disponible en: http://www.mayoclinic.com/health/hepatitis-c/DS00097 Consultado el 7 de Septiembre de 2011.
  2. Instituto Nacional de Neurología y Neurocirugía, México. Hepatitis C. Disponible en: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmedhealth/PMH0001329/ Consultado el 7 de Septiembre de 2011.
  3. Mayo Foundation for Medical Education and Research. Hepatitis C. Treatments and Drugs. Disponible en: http://www.mayoclinic.com/health/hepatitis-c/DS00097/DSECTION=treatments-and-drugs Consultado el 7 de Septiembre de 2011.
  4. World Hepatitis Alliance, What is Viral Hepatitis? Disponible en: http://www.worldhepatitisalliance.org/AboutViralHepatitis/What_is_Viral_Hepatitis.aspx Consultado el 10 de Diciembre de 2011.
  5. Centers for Diseases Control and Prevention (CDC). Chronic Hepatitis C. Why baby boomers should get tested. August 2012. Publication No. 220401. Disponible en: http://www.cdc.gov/knowmorehepatitis/Media/PDFs/FactSheet-Boomers.pdf Consultado el 04 de febrero de 2013.
  6. El-Serag HB. Hepatocellular Carcinoma. N Engl J Med 2011;365:1118-1127. Disponible en: http://www.nejm.org/doi/full/10.1056/NEJMra1001683. Consultado el 04 de febrero de 2013.
  7. Harnois D. Hepatitis C virus infection and the rising incidence of hepatocellular carcinoma. Mayo Clinic Proc 2012;87(1):7-8. Disponible en: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3498411/pdf/main.pdf Consultado el 04 de febrero de 2013.
  8. Centers for Disease Control and Prevention (CDC). Smith BD y cols. Reccomendations for the identification of chronic hepatitis C virus infection among persons born during 1945-1965. 17 de agosto de 2012 / 61(RR04);1-18.
  9. Ly KN, Xing J, Klevens RM y cols. The increasing burden of mortality from viral hepatitis in the United States between 1999.
  10. World Health Organization. Media Centre. Events. Fact Sheets. Hepatitis C Disponible en: http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs164/en/index.html Consultado 12 de 2012

¿Sabías que?

Mama1

¿Sabías que una de cada dos mujeres mayores de 50 años de edad sufre una fractura a causa de la osteoporosis?
MÁS INFORMACIÓN >

Mapa del sitio | Política de privacidad | Términos de uso | Información de copyright | Contáctanos | MSD en México

CONSULTA A TU MÉDICO. Autorización COFEPRIS 123300201B0365 12-16-CORP-1014554-0000

Este portal cuenta con información para ayudar a las personas a tener un mejor entendimiento de algunas condiciones de salud que ayudarán a un mejor diálogo entre médico y paciente. La información contenida en este sitio NO sustituye de ninguna manera el diagnóstico que realice un profesional de salud.